lunes, 9 de octubre de 2017

POEMAS PARA RECITAL VIVA LA PEPA

ME MIRO EN TUS OJOS

Me llaman Iluso o Narciso
porque me corrí
mirándome en tus ojos
mi pelo es dorado y liso
y tengo un rubí
para viajar por tu despojo
seré breve y conciso
ya que te maté
mirándote en mis ojos
en mis ojos te maté
yo, bello como un espejo.



JUSTICIA, SEÑOR JUEZ

“Dos simpáticos hombres de azul
me llevaron a los cristales
y mientras sus insultos me hundían
aún más
en un poema triste
más y más les oía yo al fondo
a los hombres de azul
hablar de la juventud
como si de cucarachas se tratara
y como si algo peor yo fuese
resistí el llanto
y fui inhumano:
vi a lo lejos la pena cabalgando
y aprendí de la madera
ser prendido y arder
en la justicia
implacable
y con la demás canalla
volverme delincuente
justo al llegar a los rotos cristales.

Señor juez, señor juez
déme una oportunidad
seré chico bueno
no quiero que el vidrio
se hunda más en mi piel
ver correr la sangre
y pedir metadona
como quien pide un caramelo.

Señor juez, señor juez
no soy drogadicto
estudio a Descartes a Hegel
por eso le pido
que sea racional
que sea real
que comprenda:
los adolescentes como yo
no tenemos cabeza.
Sea justo: quíteme la condicional
no prestaré más atención al índice del paro
no quiero ser abatido
barrido
como aquel hombre que clavó su mano
en los cristales
y sangró comisaría
siete años le esperan, pobre hombre...
 “Algo más que alegar?”
“Sí... señor juez... la próxima vez
me dejarán un bolígrafo y un papel?



CANCIÓN DE LOS LOCOS PELIGROSOS

Loco yo
loco tú
loco él
loquero yo
loquero tú
loquero él
la calle es un manicomio
las aulas son un manicomio
las casas son un manicomio
las fábricas son un manicomio
las oficinas son un manicomio
el manicomio es la cárcel
donde encierran a los locos peligrosos
peligroso yo?
peligroso tú?
peligroso él?
quién lo decide?
el juez?
el policía?
el psiquiatra?
loco el juez
loco el policía
loco el psiquiatra
peligroso el juez?
peligroso el policía?
peligroso el psiquiatra?
a veces
casi siempre
casi nunca
o eso es lo que creo
pero ya sabes
loco yo
loco tú
loco él...



EL ESCRITOR

El Gran Autista, el que bebe de las palabras, el que hayó un día la fortuna en tablillas de barro,  cañas de bambú, papiros o un folio a medio apalabrar, el humilde escribidor, el que relató la fuga de los espíritus, el que anunció la llegada del cuento de nunca acabar, el que denunció los hechos y los pronombres mal dispuestos, el que hundió sus dedos en la tinta y dibujó signos en las paredes, el que copió y recitó de la tradición innumera, el que cambió jardines por el huerto seco de la palabra, creador de universos, el incivilizado -no perteneciente a la polis-, odiado por los enciclopedistas y adulado por criminales, el carcelero de las imágenes, sólo comprendido por los dementes, expulsado de la patria del logos, el que está demasiado vivo como para ser iluminado por la claridad y lo insospechado de la noche pero que no obstante, y pese a todo, muere sin haber escrito nada.



YO AMÉ UN DÍA
como sólo puede amar
el hijo del verdugo.

Envidié como sólo puede envidiar
el seguidor al líder.

Yo creí como sólo puede creer
un ateo muerto de miedo.

Odié como sólo puede odiar
el enfermo humillado.

Lloré cual niño
al que le usurpan la infancia.

Tuve alegría
como un vagabundo
que encuentra techo.

Ignoré como sólo puede ignorar
el sabiondo en su pedantería.

Yo fantaseé
infeliz suicida, con su muerte.

Fingí como mal actor
entorpeciendo la mentira.

Confraternicé
pero nunca me llegaron las cartas.

Repartí silencio
a los que me insultaban
y me fue devuelto
una vez más el insulto.

Sacrifiqué días y noches estudiando
para lograr el reconocimiento.
Reconocí que no era posible.



NADA SE ME HACE POSIBLE
y palabras son lanzas que rompo.

Espero el transcurrir de los trabajos
de un viaje hacia una eternidad
hecha de tus frutos.

Si los trabajos son impensables
sin que acuda a alentarme un recuerdo
tu palabra como fruto o lanza.

Transcurre la nada vestida
lo contrario a ti y te rompes
en mi pensamiento hecho ceniza.

Me rompo como palabra
e imaginariamente pruebo
el fruto de la espera.

Acudes lo contrario a real
desnuda como palabra
y en la realidad desconoces
que tu vigilia es mi sueño.

Despierto y desconozco
que no he mordido el sueño
que nada me basta
que sangre de todos los colores
corre como seña de tanta impotencia...



VALOR

Mi único secreto
es que no tengo secretos
y ahí puede que me equivoque.

Pero mi mayor error
no es haber mentido alguna vez
sino no haber mentido bien.

Esto en parte es una mentira
como lo es el amor cuando escapa.

Pero el amor no dura
sino que cambia hasta ponerse al día.

Y este día no es secreto
no es un error, no es una mentira.
Este día tiene que ser, por fuerza, valor.



REFLEXIÓN, FANTASÍA, RECUERDO

Tus ojos están cayendo sobre el horizonte
y se igualan tanto con el paisaje
que apenas importa que sean un reflejo
celeste, nublado, de estas horas
en que se alzan las bandadas.
Una gaviota rezagada es la oportunidad
para la sonrisa y siempre queda
un recuerdo dando a luz el porvenir.
Será brillante, será largo, será posible
o poco probable, pero nunca borrará
esa legión de aves cayendo en tus ojos
haciéndose parejos contigo.
Ya dos lunas en lo cristalino
o alucinado, ya nublosa la memoria.
Ahora mueve tus alas, pero sé consciente:
el mundo no es el pañuelo con que te despides.



TÚ Y YO, AL ENCUENTRO
       
        La política, es decir, el hambre en el mundo
le sienta a mi corazón como un tiro (en el estómago)
o todo un fusilamiento, es decir: más política.
         El Amor, a día de hoy todo lo contrario
a la política, acoge nuestros corazones
en la pequeña cama de los placeres.
        La Muerte, todo lo que siembra hoy en día
la política, te descorazona y me infarta.
         La Revolución, sueño de un lugar
lo menos parecido a la muerte
estará hecha de corazones como el tuyo.



LARGA VIDA AL ROCANROL
gritas vestidita de OPUS
nos vamos a un hotel a comer almejas
llaman a la puerta
es el Sindicato del Amor
“Mire, yo soy un bruto
y ella una mujer de dudosa moral
no creo que pueda cambiarnos
larga vida al rocanrol
gritas desnuda
al fin y al cabo
tampoco necesitamos cuero



REVOLUCIONARIOS DE SALÓN

Para ser marihuanero
no llevas ningunas ganas de camello


Esta fiebre amarilla se crea
y recrea en mis bajones


juventud a nada sujeta
derramaste los signos
por el cielo, y ya.
juventud a todo sujeta:
nos hacemos los revolucionarios de salón


Viva la república popular prolongada


¡Juventud!
hemos de profanar del todo tu tesoro...


(No te involucres en ardides poéticas)


América la descubrió la llama
y las grandes praderas


Si no fuera porque soy niño
ya habría muerto de asco


¿Bromearemos y nos tomaremos el pelo
bajo soles indescriptibles?


Nada de holgura.
Aquí apretamos hasta los dientes.


(Siempre encuentro camino en Machado)


Los versos que huelen a pan recién hecho
podrían valer para ticket de supermercado


Vale más que pienses en tu superación personal
que no en la superación de la sociedad de clases.
Ahora bien... si te ha dado el picotazo de la política...


O la muerte o eso que todavía no sé muy bien qué es -la patria-...
...¿si venceremos?
En eso estamos, no, compañeros?


Hay camaradas de la poesía
y son buenos porque te enseñan el oficio de poeta.
Están los camaradas revolucionarios
y son geniales porque te enseñan a pensar y  vivir revolución.
Finalmente, están aquellos que reúnen estas dos cualidades…
¿quién los conoce?


De vuelta al cigarrito y a dudas superrealistas, intentando no agotar "mi verbo", en la medida en que yo pudiera ser dios de lo que escribo...


Los campos están cubiertos de polen y los pájaros cubren los cielos de estampidas.


Un cafetico viene despertando
malentendidos con la conciencia
nimiedades de lo que se ofusca...
nieto de la vejez
abuelo de la niñez
y ese tipo de paradojas
(yo estaba en la torre más alta...)


Delirios no llueven


Derrámese el vino en las bocas carnosas de los niños del porvenir


Coloreada, con matices de música
se despierta resacosa una ventolera
en el culo del mundo


Quien quiera lamerse sus propias botas está en su derecho
¡pero que no haga besarlas a nadie!


¡la democracia ha llegado a su supermercado!
¡aproveche la oportunidad y compre dos kilos
de políticos por el precio de uno!


Brotan verdugos
de la masa informe de lo soñado.
Para que asesinen tu paciencia
sólo hace falta una pequeña señal.
Hazte el despistado.


Brotan cadenas de lo oscuro de la tierra


Si hiciera falta confiar ciegamente en un cambio lo haría
pero es que es contraproducente ¡y contagioso!


Algunos dirán que son otras personas
porque se han puesto otra ropa...
¿y por qué no?
Algunos dirán que son otras personas
sólo porque se han puesto otra ropa...


Sentarse a escribir con un cigarro de tabaco o de hachís es mejor que no hacer nada


Brotan espinas y flores
ramajes y gotas de hielo
para embellecer el camino


Este sueño pesadilloso que es el capitalismo podría tocar a su fin...


"La televisión no será revolucionada..."


¡¿Qué más me da si todos esos machos de la política se besuquean los labios?!


Labios quiero yo para articular sonidos de hombre nuevo
que sean esos labios que me avisen de mi descontento.
De mi quebrada simpatía hágase ese lazo
compañero: un regalo para nuestro combate.


Labios que tú tienes.
Y lengua.
Y más para saber cómo saben esas palabras.
Algo de un hombre nuevo
que se raya en tus cuartillas


Para no llevar ganas de camello
vas hasta las cejas, preñado de discurso mesetero... ¡montañoso!


Vale que no todo el mundo es agraciado por los dioses
pero que te digan que la parte más fea de tu cuerpo es tu alma
tiene un intríngulis bastante apestoso...



DOPAMINA

Dame dopamina que quiero morir
y déjate de pachangueos que me das rabia tú con esos aires de modelito sofisticada

dame dopamina, mi vieja amiga
no hagas que saque el sable

déjame con mis paranoias... ¡qué hay que reglamentar!???
que te ha dicho noséqué psiquiatra que hay que normalizar la vida, que hay que respetar "ciertas" normas

Respeta esta norma: dame amor y dopamina
dame ya que quiero morir

para que entonces pasen a la historia o, conmigo, a mejor vida
todos mis sarcasmos todo lo que no te dije por miedo todo lo que apunto
esta noche en que -dios no lo quiera- tú andarás con otros y otras

mi vieja amiga yo no sé si te conozco ya
(estos neurotransmisores...
y no me conozco diciendo garabateando que te quise más? como a mí mismo?
de verdad que no quiero ser categórico más que con mi droga
y eso, mi vieja amiga, no me lo puedes dar tú

pero no te vayas a marranear una respuesta
sin preguntarte "qué es eso de querer a una persona más que a uno?"
es/sería en un supuesto elegir entre tú y yo, entre una de nuestras dos vidas ya separadas
fue
también fue con otras chicas la misma pregunta en un momento? muchos? a cada segundo
casi
casi fue
no quiero decir -no lo digo- que quiera ser el que más haya amado de entre los hombres
puesto que no he puesto todo el empeño
y he odiado además
que sería odioso competir por eso: mucha gente se enfurecería
gente solitaria como yo, ahora
con mi dopamina sonriente suficiente

pero no te vayas a marranear con tu cuerpo
allí donde aún supura amor
allí donde aún supura, amor
pero sí: fue
y fue también y al menos antes te costaba
aceptarlo
tu indagabas y yo acababa contándote
casi parecía que provocabas tu propia envidia
¿qué hay de amor en ello?
pero te envidio porque tú no necesitas de términos como "pureza"
porque piensas que en el fondo acabaríamos siendo "puritanos"

te necesito en verdad más que a la dopamina

martes, 19 de septiembre de 2017

POEMAS PARA FERIA DEL LIBRO


LIBRO BLANCO

A LA LUCHA DE LOS ESTUDIANTES>>>23-24

ERÓTICA>>>47

NUBE>>>88

TIERNAMENTE ENTRISTECIENDO LA ARBOLEDA>>>94

A PARTIR DE HÖLDERLIN>>>119

UNA TIERRA DE VENAS DESTROZADAS>>>130-131

EL FUSIL SE LLEVA LAS PALABRAS>>>155

HOY HAY FIESTA>>>164-165


LIBRO NEGRO

LA CIUDAD DESOLADA>>>16

ALICANTE>>>61

HÁBLAME>>>105

MI NOMBRE>>>178

JUAN XXIII (2)>>>205

EL AMOR ES ALGO DELICADO>>>250

¿TE RETRATÓ?>>>291

ANTES DEL ALTA>>>369

VUELA, LIBERTAD>>>394

miércoles, 14 de junio de 2017

POEMAS SELECCIONADOS PARA LOS RECITALES

TALLER TUMBAO

LIBRO BLANCO:

ME MIRO EN TUS OJOS página 14
BLANCURA INSOPORTABLE página 29
TIEMPO página 75
CORRÍA DETRÁS DEL FUTURO página133
ESCENA VISIONARIA página 211 y 212
A PARTIR DE DYLAN THOMAS página 255

LIBRO NEGRO:

EBRIEDAD página 48
ESTAMPÁNDOSE CONTRA EL SUELO página 198
ESQUINA DEL CISNE página 288
EL MUNDO SE CAE página 370 y 371


ACONTRACORRIENTE

LIBRO BLANCO:

DIÓGENES A LOS SEÑORES DEL ÁGORA página 16
OJOS GUARDIANES página 27
JUAN XXIII página 91
CIENCIA PASADA POR EL AGUA DE LA LÍRICA página 101
HAMBRUNA página 150
NIÑOS página 154 y 155

LIBRO NEGRO:

CANCIÓN DE LOS LOCOS PELIGROSOS página 181
BRAMIDO INTERRUMPIDO página 236
NOSOTROS (ESCRITO, DICHO, ESCUCHADO página 262
A MI TIEMPO ME ENCOMIENDO página 364 y 365


TALLER DE BERTA

LIBRO BLANCO:

SEPTIEMBRE página 9
LABIOS página 51
NOSTALGIA HACIA MIS DIBUJOS página 55
REFLEXIÓN, FANTASIA, RECUERDO página 121
TRANSFORMANDO A CERNUDA página152
LAS TUMBAS SE BESAN… página 250

LIBRO NEGRO:

GRANADA SON ELLAS página 101
SALIENDO DE UN AMOR página 254
YO ME SIENTO DEL PAÍS página 305
EL FUMADOR DE MARIHUANA página 384 y 385


PYNCHON & CO

LIBRO BLANCO:

ACABARÁS ABRAZANDO UN CABALLO página 9 y 10
IDEAL DEL POLEN página 32 y 33
EL ABISMO CARNOSO página 51 y 52
YO AMÉ UN DÍA página 102
IDEAS DESLABAZADAS PARA EL NUEVO ZARATUSTRA página 208 y 209

LIBRO NEGRO:

BUSCO A UN TRAFICANTE DE MARIHUANA página 43
LA MUERTE EN CUALQUIER MOMENTO página 229
AHORA TE COMPRENDO página 351

SOY EL HOMBRE MÁS FEO DEL MUNDO página 376 y 377

domingo, 23 de octubre de 2016

CARTA



PARA UNA JUVENTUD COMBATIVA (en torno a la conversación con un camarada del PCPE)

Voy a ponerme “teórico” si no te importa sobre algunas cosas que hablamos. No te he dicho que es un placer hablar contigo. Además de especialmente edificante.

Sobre la idea de que la juventud está tremendamente alienada y es consumista. O, dicho de otra forma y cambiando un poco el contenido “que está alienada por el consumismo”. Quiero expresar algunas ideas pese a que ya soy lo suficientemente “viejo” o mayor para militar en los CJC.

¿Alienada de lo que le es propio?, ¿qué sería lo propio de la juventud si efectivamente no estuviera alienada de su condición: de lo que le haría tomar las riendas de sus vidas o por lo menos conscientes de sus potencialidades y una libertad a conquistar?

No creo que la “inocencia” sea una característica que la defina para siempre si esta inocencia es equiparable a una ignorancia retrograda. La inocencia puede ser una palabra que nos sirva si va aparejada al juego, a lo lúdico, a la fantasía… es cierto, es una palabra confusa: un revolucionario no puede ser inocente (porque debe ser realista) y un asesino desde luego NO lo es (es culpable, queremos decir).

Se dice que la juventud es rebelde por definición. Y sí, quizás debamos huir de los calificativos de “con” causa o “sin” causa; que algunos emplean para delimitar una actitud revolucionaria, organizada; de un comportamiento un tanto caótico y sin un objetivo claro. Y podemos huir de estas categorías no sólo por las burlas que se dan si uno se define como un rebelde “PERO” con causa. Realmente es muy sencillo decir que “mi causa es el socialismo-comunismo”; ocurre eso: que es demasiado sencillo Y, en ocasiones, se olvida que debería ser otra la actitud y con ella la formulación, en un sentido colectivo, de clase, como pueblo oprimido, etc. Lo “otro” que puede estar muy bien para salir al paso, recuerda tanto a James Dean que no ayuda mucho. Y, de hecho, ni siquiera uno –por la película- va a saber lo importante de la cuestión; es decir, las diferentes fases que atraviesa la rebeldía como individuo o colectivo, sea generacional o continuista… pero desde luego que se focaliza hacia lo impuesto por una autoridad o la autoridad misma. Ojo, aquí no se defiende la rebeldía contra toda autoridad, sino la creación de verdadera(s) autoridad(es) que se puedan cuestionar y rechazar cuando no cumplan su objetivo o su función.

Por lo tanto, aquí se puede abordar el tema por varios caminos, compatibles según la situación concreta que se viva: por un lado el grado de conciencia sobre los derechos y deberes básicos, en este caso de la juventud; la sumisión o rebeldía y dónde se supera una y/o cede la otra; y de cómo todas las autoridades, ¡claro!: las que serán inservibles en el socialismo-comunismo se sujetan y enredan unas a otras con mayor o menor conciencia de quienes las defienden  en el dominio de los movimientos obrero y popular, tanto como en la educación-aculturación. De esto se puede extraer no que la familia en sí misma sea inservible, sino más bien la familia patriarcal; no el estado en sí, sino el estado burgués. También que ciertas estructuras de dominación deben romperse… evidentemente la Iglesia no puede recibir ese trato de favor y la patronal directamente no existiría.

La rebeldía de un futuro revolucionario puede atravesar distintas fases. Y no confiemos demasiado en que “se crece con dolor”: si uno sabe buscar las respuestas por su cuenta, con sus amigos y camaradas, ¡con sus padres también!, la conciencia se presentará con menos dolores y quebraderos de cabezas.

Cuando un niño se rebela contra los deberes que le mandan del colegio, evidentemente no piensa en organizar la revolución, pero ¡por dentro! YA está en guerra con la institución educativa, puede que también con unos padres que vean con buenos ojos la “práctica de los deberes”. Esto no concluye aquí: sigue con los exámenes evaluativos, todo ese “microcosmos” del instituto: degradante y aburrido, y la Selección –que no Selectividad- que se acomete entre estudiantes de extracción popular y estudiantes de padres adinerados, con el objetivo de borrar a la clase trabajadora de las Universidades. Llegados a este punto, y aun no definiéndose con claridad como comunista (¿cuáles son los mínimos para ser comunista?... verdaderamente es más difícil de lo que parece y aquí no se puede abordar), uno puede considerarse revolucionario en el plano pedagógico si defiende con esa rebeldía una propuesta de educación pública, gratuita, científica y participativa… ¡claro que la revolución no se parcela! Pero las luchas son sectoriales y existen muchos frentes abiertos a la lucha. Nosotros debemos prevenirnos y curar –y ojalá que este “nosotros” se vaya generalizando lo más posible- de que nos dividan más de lo que estamos; y debo aclarar que “divididos” no implica, ni mucho menos, estar enfrentados.

Y, llegados a este punto, ¿la juventud está alienada de una buena educación? Sí: no puede tomar sus propias decisiones, consciente y libremente; no puede impedir –todavía- que la sigan mintiendo desde las instituciones educativas o la TV y otros medios de propaganda burgueses; no puede ser protagonista y actuar con la frescura de ideas que le debe ser propia. Tampoco la institución familiar: padres y hermanos, les asegura una aculturación “crítica”, podemos decir, sino de supervivencia de costumbres e, incluso hábitos dañinos desde el punto de vista bio-psíquico, también (que aquí no se puede tratar en profundidad), como social: véanse las actitudes autoritarias, los rencores y rencillas, falta de comprensión y otros factores que contribuyen al empobrecimiento, cuando no el enrarecimiento de las relaciones domésticas, que se reflejan en “lo social”, de distinto modo: copiando o extrapolando la situación familiar a la escolar o al grupo de amigos. En definitiva: se favorece el mecanicismo tanto en lo cognitivo como en lo conductual. Dicho de otra forma: no hay creatividad ni ganas de superar lo que degrada o emponzoña.

Cuando mencionas que la juventud es consumista yo entiendo que no es precisamente un consumo responsable. El consumismo no es una persona sino una estrategia del sistema para tener apartada a la juventud y a parte de los que no lo son, de la crítica necesaria para reaccionar, ponerse en pie, y combatir. De ahí lo de “refugio”, como contra-utopía: no un refugio para descansar de la batalla, sino más bien para un esconderse, que al final no compensa.

Me acuerdo de la frase de Wilhelm Reich: “el amor, el trabajo y el conocimiento son las fuentes de la vida; deberían ser también las que la gobiernen”. Pienso que da en el clavo, si además pensamos que era, además de un gran psicoanalista y un gran organizador de la juventud antifascista… creo que la juventud termina y empieza cuando uno interioriza –cada uno a su manera- el lema de Wilhelm Reich. Se pueden hacer síntesis a partir de él muy productivas. Y desde luego el amor no se consume, el trabajo tampoco, e, igualmente, el conocimiento. Habría que buscar palabras de menor calado, para desacreditar dicho lema. El caso es que uno se siente tremendamente joven con estos valores, porque son totalmente necesarios a cualquier momento, en cualquier circunstancia. Ser conscientes de ello, haciéndolo profundamente leninista nos dará más herramientas para que, en fin, esas fuentes no se sequen y podamos gobernarnos y no ir a la deriva…

¿Es el consumismo lo más preocupante en la juventud? Es un factor que nos aliena. Pero igualmente parte de la juventud depende ideológicamente de sus padres, de una generación que pudo luchar por la revolución y ni siquiera consiguió una república burguesa… así se puede entender parte del pasotismo: “la política no sirve para nada”, o lo que es lo mismo: “no existe política obrera, o para los pobres”, etc. La juventud está despolitizada y, además, no nos engañemos, la mayoría de quienes opinan sobre política –sea lo que sea esto- no tiene claro unas cuantas certezas o evidencias, ni tampoco un objetivo claro.

Lo preocupante del consumismo no es el hecho de consumir, si no de la compulsión y estereotipación del mismo, especialmente esto último, aunque el motivo profundo es la necesidad de gastar un dinero que se tiene en el momento sin tener la seguridad de obtener el mismo en el futuro. Hablamos de que la forma de consumir, que además no es responsable por que se desconoce el proceso de producción, es ritualizada también viernes y sábados, que se preparan a veces durante toda la semana para tenerlo “todo a punto”: coche, bebida, ropa a la última moda, etc.

A mi modo de ver el consumismo se puede englobar –si hacemos por un momento caso omiso del aspecto económico, lucrativo del mismo- en un problema aún mayor. Hay algo que les aleja y nos aleja de la rebeldía (no sólo frente al sistema educativo). Es lo que se ha llamado “normalidad patológica” (W. Reich, Erich Froom, Hannah Arendt). Nadie quiere decir que ser “normal” no esté bien o, al menos, que cierta normalidad no sea positiva si con ello se están asegurando unos mínimos principios rectores, allí donde hagan falta, que son, si se me permite la expresión: “casi todos los lugares”.

La medida de la peligrosidad de esta normalidad patológica no es sólo que induce a la gente humilde y trabajadora a asegurarse un trabajo en malas condiciones, un matrimonio en la perspectiva de sacar adelante una nueva familia, con una vivienda “digna” –ni siquiera se sabe muy bien qué significa esto de vivienda digna-. Y mientras todo esto se consigue, esperando en ocasiones que llueva del cielo, este hombre patológicamente normal “se va de putas”, le importa tres cominos el respeto hacia una familia que al menos le acoge y le alimenta. Se aleja, en definitiva de los problemas sociales porque, en lo más inmediato, ha renunciado a la cordura y a la libertad. No reclama ni trabajo ni vivienda ni una vida verdaderamente digna y para todos, en la perspectiva de la superación del capitalismo: es en lo personal muy individualista y en lo político potencialmente gregario…

¿No son personas así caldo de cultivo del fascismo? Es evidente que la oligarquía, asustada por las fuerzas obreras y populares, en determinado momento consigue echarse a la calle, no sólo con el brazo estirado, se esté “más convencido o menos con el nuevo führer”, si no con un soporte de los que al principio se quedan en casa: “esos” consumidores irresponsables, toda la gente despolitizada, muchos resignados, e, incluso, lo que le parecerá más grave a un posible lector “de izquierdas”: posibles compañeros de lucha sin la suficiente audacia o valentía. Todo esto si partimos de que no haya algún atontado que piense realmente que el fascismo “no será tan violento” o “pasará enseguida de largo”.

Pensémoslo un momento en clave de conciencia: aquellos que quieran seguir con un nivel de vida lo más parecido al de antes (esto se escribe a mediados del 2013), es decir: consumir gasolina, pagarse unas lujosas vacaciones, “darse los mismos caprichitos de siempre” no moverán un dedo ni por la revolución ni contra el fascismo; con la esperanza última de volver a su antiguo modo de vida. Los que se resignen, porque “no ven de ningún modo el paso inexorable de la historia”, o dicho de otro modo, que no creen en aquello de “el pueblo  unido jamás será vencido”, etc., esta gente que ha perdido toda o casi toda esperanza en un cambio importante, se conformará con muy poco. Y, en fin, a los que les falte audacia o valentía para acompañarnos, a los revolucionarios, serán el foco de atención de los medios de propaganda y consenso, para que se pasen ¡decididamente! al otro bando. Siempre han existido medios de desinformación fascistas o fascistizados, pero es algo ya nauseabundo que se pueda criticar al PP a la derecha de este y nos quedemos tan tranquilos… (ejemplo: Intereconomía). Para los dudosos frente a sus televisiones, periódicos, etc. como para los que estamos hartos de sus mentiras: siempre habrá policía, securatas…

Desde el punto de vista de la juventud, pero sin confundir, que una cosa es la normalidad patológica, otra mantener cierta normalidad en la vida y, de distinto modo: destacar en algo, no ser “mediocre” (quizás quienes más derecho tienen a aspirar ser genios somos los jóvenes, en concreto, los adolescentes); la lucha se plantea en primer lugar porque no nos quiten de las calles, ni de los centros educativos o el puesto de trabajo, de incidir en política y en “la sociedad” antes de que se nos relegue todavía a un segundo o tercer lugar, del cual no hemos podido salir sino en contadas ocasiones a lo largo del siglo XX… y es curioso, porque la juventud no sólo florece en los poemas de Rubén Darío: todas las grandes luchas sociales devuelven el protagonismo a la juventud. Así el movimiento antifascista en nuestro país hizo despuntar a muchos jóvenes, hombres y mujeres, que, por primera vez, tenían acceso a libros con que podían resolver muchas dudas sobre el crecimiento y desarrollo corporales y “espirituales”. Aunque cueste de aceptar, sigue sin haber mucha información útil al alcance, pese a bibliotecas e internet: cuesta mucho encontrar algo valioso, si en verdad no tienes un guía.

No es mi propósito divagar, pero el tema es tan amplio que debo hacer una pequeña mención: se dice que la juventud es orgullosa y no acepta consejos de los “mayores”. Quizás si los guías fueran eso: personas expertas en recorrer un camino, aunque a veces se alejen hacia el bosque para huir de la rutina…

No quisiera entrar en discusiones sobre qué diferencia hay entre simple dictadura (una dictadura burguesa, pero sin parlamento) y fascismo. Ni tampoco cual es el nivel de represión que puede tolerar un pueblo o cual es el nivel de movilización que puede tolerar la burguesía.

Simplemente subrayar el juego macabro que se produce entre personas “relativamente” normales –y siento ser tan impreciso, que cada cual entienda…- y el fascismo: el fascista, investido de noséqué fürher –previa adjudicación de jerarquías- se cree con la superioridad innata (y por lo tanto: suficiente) para guiar a su pueblo, que antes se resignaba a la apatía, que vivía “en la rutina” como nación ¿grande? a someter a todos aquellos que no se resignan a luchar por las verdaderas injusticias. Ahí está: ¡¿cómo se puede decir que esto es “normal”?! Si uno intenta hablar con un fascista, se dará cuenta que o bien es un ser tremendamente soberbio, sádico o inmoral; o bien, es alguien muy mediocre. Es el juego del gregarismo, que pocas veces se discute y se resuelve a tiros –entre ellos-: o bien eres un líder (también muy mediocre), o bien eres un soldadito mandado “que muere en el hielo rojo”. No hay ningún tipo de racionalidad en esto. Como no la hay en un individualismo imposible. Lo difícil es entender el triunfo momentáneo de esta mediocridad sin pretender ser “sofisticados”. En verdad esta mediocridad se disfraza de ideas y realizaciones estéticas sugerentes, se dota a la patria de un pasado glorioso enfrentada a mil batallas siempre victoriosas. Dependiendo de la situación es más fácil o más difícil que calen estas ideas entre la juventud. Y no debemos olvidar que, aunque mediocres, son terriblemente peligrosos: esa mediocridad les hace ser envidiosos, pero no de su líder, a quien se le protege, en este sentido con las mismas honras que a la patria, si no de la gente desarmada –literalmente- con quienes se pueden ofuscar y dar crédito de su sentimiento de inferioridad. Algo realmente enfermizo que Wilhelm Reich llamaría “peste emocional”. Si no amas a quien admiras, acabarás envidiando lo que amabas, rechazándolo y volcando ese odio sobre lo realmente admirable, véase: no sólo el movimiento comunista de los años veinte-treinta o el anarcosindicalismo o bien el expresionismo o el psicoanálisis o el jazz, sino aspectos destacados de personas concretas: en algunos su paciencia, en otros su amabilidad, etc.

En tanto jóvenes, y combativos, se nos impone la lucha antifascista a medio o corto plazo. Por convencer a nuestras filas más dudosas o indecisas, provocar nuevos bríos a aquellos que perdieron el ánimo y, en fin, no rendirse ante el consumismo…

Si no somos pacientes con la resignación nos darán palos, pero si nos dormimos en los laureles, los resignados entrarán en el juego –sin ellos quererlo- del silencio frente al fascismo.

Desde el consumismo no se criticará nada a fondo y se elogiará lo más trivial. Si no nuestras palabras, las adversidades les convencerán.

domingo, 19 de octubre de 2014

POSICIONES REVOLUCIONARIAS

Movimientos deseosos de libertad y derechos ha habido en nuestro país desde hace mucho tiempo. Antes de "la inocencia" del 15M y su resultado electoral PODEMOS. Antes de que el PSOE nos vendiera la moto de la OTAN o la UE...

las huelgas revolucionarias de 1918-19... la proclamación de la 2ª República... la Revolución de Ochobre, en Asturies y las cuencas mineras de alrededor... el Frente Popular y la Guerra Revolucionaria (léase, de un modo más ambiguo: Guerra Civil), que intentaron retomar los maquis con el franquismo... hasta las luchas que llegan a nuestros días y que -desde la Transición- han estado dominadas por el reformismo y el entreguismo -no así con todos los anteriores-.

yo hablo, claro está, para aquellos que no sólo desean libertad y derechos, sino que además quieren lograr la forma, el medio para que esto sea un logro definitivo. Y además están dispuestos a estudiar y tomárselo en serio. Si no, no vamos a ningún lado.

Cuando hablamos de libertad y derechos dentro de los movimientos sociales, comúnmente caemos en el error de hablar de "movimientos civiles", de "los derechos de los ciudadanos". Tal y como lo hace el oportunismo.

¿Qué es el oportunismo? Se trata de gente que, con todo conocimiento de causa (no obstante muchos de ellos son profesores universitarios), trata de crear un ambiente interclasista, donde no existen el imperialismo o la explotación, aprovechándose del benigno corazón de una base social políticamente inmadura, educada en dualismos como "elecciones" o "violencia", "república" o "monarquía", "gobierno" y "poder", "izquierda" y "derecha", "pragmatismo" o "idealismo", etc. Intentaremos destripar estos dualismos para ver en qué medida tienen sentido:

-Si se opone "elecciones" a "violencia" se da por sentado que la vía electoral servirá por sí sola para construir un mundo sin explotación y sin otras barbaridades incluidas agresiones ¡por parte de "nuestro" ejército! a otros países con fines muy distintos a hacer la vida más justa de quienes se invade, o donde se realiza "una operación contra el terrorismo islámico". ¿Se hablará claro sobre como teje sus intereses el imperialismo, se reducirá gasto militar, mientras las empresas armamentísticas y nuestros propios militares dicen "si, wanna"?; parece que dejan en el aire todo esto. 

Nadie habla de lo contrario: de que la violencia excluya cierta participación en elecciones: todo lo que pueda abrir camino debe ser andado. Elevar a panacea la "violencia revolucionaria" si se aprueba esta dicotomía, sería también contraproducente: es lo que desde el comunismo marxista-leninista se ha llamado izquierdismo... si la participación general en unas elecciones fuera de, por ejemplo, un 20 o 30% significaría que el sistema de elecciones es francamente impopular, y la participación de un partido coherentemente revolucionario quedaría anulada. ¿Debería entonces promover la violencia, todo lo organizada que fuera posible? ¿crear una guerrilla? No es el caso, en nuestro país no somos clandestinos: el movimiento obrero y popular más combativo, de momento es legal o se sitúa en la legalidad, aunque se le reprima en las manifestaciones. Tocamos el tema de que la violencia (organizada) es monopolio del Estado y que mientras exista un Estado habrá algún tipo de violencia social: desde la más suave a la más atroz. Y responder a la violencia siempre con una resistencia/respuesta pasiva, no va a ser la solución. Deberemos resolver esto de un modo realista conforme avancen las luchas...

Siempre que no nos confundamos: socialismo o barbarie, en la dialéctica de "vencer o someterse", o "arrancar conquistas" o "que nos hagan concesiones" (porque no les damos miedo y ellos pueden permitirse un pequeño gasto y nosotros nuestra propia desorganización... ¡por dios!)

-Cuando se da el debate sobre si "monarquía o república", así sin ofrecer mayores calificativos, la cuestión puede ser muy anodina: ¿cambiar la subordinación a un rey por la de un presidente electoralmente elegido, para que seamos lacayos de la OTAN o formemos parte de una fuerza imperialista como la UE? En ocasiones, en "determinadas izquierdas", cuando surge el debate, se reivindica la 2ª República porque intentó la Reforma Agraria (por una parte el PCE de entonces no tenía fuerzas ni un proyecto claro y por otra el PSOE estaba dividido), por el laicismo (separación de la Iglesia y el Estado), la escolarización y lucha contra el analfabetismo, el auge de la cultura obrera... fue una época ilusionante para muchos, más allá de tres o cuatro reformas/propuestas con que nos adormecen ahora. Resumiendo: república, por supuesto, pero sólo si va a ir en la dirección y más allá de la 2ª. Esto es, apostar por la soberanía popular, el derecho a la autoderminación y el socialismo.

-El gobierno se confunde muchas veces con el poder. Y esto suele suceder porque los que forman uno y otro, a veces son coincidentes. Pero no nos liemos. Mientras nos acostumbramos a criticar al gobierno de turno (y a cambiarlo, quizá, cada cuatro años) olvidamos la cuestión central del poder. La burguesía -o la oligarquía, como se prefiera- tiene sus instituciones propias desde donde ejerce su hegemonía mediante acuerdos y desde donde litigan entre ellos cuando tienen intereses opuestos o incompatibles, sin que esto siquiera se mencione en el Congreso. Más allá de las fronteras de nuestro país se reúnen en torno al FMI, el Banco Mundial, etc. Tienen a multitud de voceros e ideólogos en los medios de comunicación "general", lo percibamos o no o nos engañemos siempre con que los debates se dan siempre entre una "derecha cerril" y "una izquierda que es incapaz de unirse", que son dos tópicos hasta cierto punto correctos, pero que ni agotan la cuestión ni, desde luego, explican porqué muchas voces críticas no sólo con esta o aquella parcelita reformable del Estado o "la sociedad", sino críticas con todo el sistema de dominación capitalista no aparecen en televisión y, si aparecen, no se les vuelve a ver (ejemplo de lo primero: Nines Maestro, Carmelo Suárez; ejemplo de lo segundo: Belén Gopegui).

A menos que confiemos que la lucha de clases se debe "negociar", "aplacar", "crear un equilibrio"... ¡entre el obrero y el patrón!... vaya, ¡para un dualismo que medianamente nos sería útil! Tengamos en cuenta que entre la clase obrera hay muchos que ni siquiera pueden negociar un convenio colectivo con un "sindicato vendido" o un "sindicato que da la cara"... ¡porque están en el paro!, en riesgo de exclusión social, como se suele decir... además que no sólo está el trabajador asalariado o en paro: también los campesinos, estudiantes, pensionistas y otros colectivos de extracción popular. Nadie ha dicho que la transición del capitalismo al socialismo, la revolución, la vaya a realizar en solitario la clase trabajadora asalariada o su vanguardia. Si en las Universidades y otros centros de enseñanza, se nos vende que "no hay clase obrera", desde un supuesto análisis científico, con el objetivo claro de negarla como sujeto revolucionario, no sólo podemos acudir a textos clásicos de Marx... tenemos o tuvimos padres que trabajaron por un salario o un jornal y probablemente una madre a la que no remuneraron por realizar las labores de casa.

Ahora nos vienen con el rollo de que somos ciudadanos... ¿de qué militar?, ¿de qué imperio?, ¿tengo los mismos derechos que usted "señor autoridad"? Bueno pues invíteme a un whiskey y nos fumamos un habano mientras usted me cuenta qué bonita suena esa harpa y yo lo difícil que me resulta la vida de esclavo... ¿conclusión? A penas sí cuenta quien gobierna, lo importante es el poder, a menos que nos quedemos "enganchaicos" con el tema del carisma o las labores administrativas... si un día gobiernan los movimientos revolucionarios, al nivel que sea, a menos que se haya construido suficiente poder obrero y popular (¿comités, quizá?), los esfuerzos hechos en el gobierno serán baldíos. Mientras tanto, el gobierno será sólo una máscara, un disfraz relativamente amable del poder.

Esto implica que una posición revolucionaria puede fracasar, pero una reformista a fracasado de antemano. Hay mucho oportunista entre las formaciones reformistas. Si ellos no dan un paso y no evolucionan en su análisis, y admiten en su seno a aquellas personas que deliberadamente frenan los movimientos sociales más conscientes y combativos. Nosotros los revolucionarios (y no hablo únicamente del PCPE y los CJC) debemos impedir que estos procesos se den en nuestras organizaciones. Siendo pedagógicos y nunca dogmáticos, pero sin ceder ningún principio.

-Izquierda... hay personas de izquierdas que, sin tener un proyecto muy definido, las creemos nuestras y son nuestras: eso puede ser debido a que tienen una ética o forma de hacer muy parecido a aquellas que además sostenemos un proyecto político de izquierdas. Puede que en una misma persona no coincidan una ética y proyecto político de izquierdas, más si tenemos en cuenta que el anarcosindicalismo no se considera de izquierdas (tampoco de derechas), y que algunos se dicen "de centro".

Para mí una ética de izquierdas se basa en la libertad y la responsabilidad y, a partir de ahí, en la honradez, solidaridad, etc. Otra cosa son "las diferentes izquierdas", como proyectos políticos. Algunas autodenominadas así que no siguen para nada una ética de izquierdas.

Una ética de derechas es más dependiente de los pecados (el sentimiento de culpa frente a Dios y la autoridad terrenal de turno), la competencia feroz, la rigidez de costumbres e incluso el nihilismo.

Luego la apariencia y la similitud pueden ser otras cosas. Porque si suponemos que alguien de izquierdas, no va a tener por eso mismo una actitud irresponsable (cuando malentiende la libertad), no va a ser permisivo consigo mismo o los demás (cuando malentiende la responsabilidad) o, simplemente, no va a ser capaz, no por un tema de ética y convencimiento, sino que "no le surge de su personalidad"aprender a gestionar la libertad y la responsabilidad que le es dada; andamos equivocados. Para alguien de derechas esto es más fácil: su responsabilidad -cuando la hay- consiste en hacer esto y no hacer lo otro y educar en consecuencia. Nada más lejos de la responsabilidad y la libertad en este mundo, que deben ser creativas y creadoras.

Si visto así "izquierda" y "derecha" se excluyen. No queda tan claro en política lo que divide a ambas, porque tal distinción, cuando se realiza, se matice o se sea categórico, depende de una visión partidista o una línea de pensamiento ligada a un proyecto político: habrá una visión nacionalista de la nación dominante, una visión nacionalista de la nación subalterna, una visión católica, una visión fascista, otra burguesa-liberal, otra quizás más laica, otra socialdemócrata, una comunista y finalmente una anarquista. Si existe una "izquierda social" y tienen en algún momento sentido los Frentes de Izquierdas es porque se aglutinará a partidos y quizás otras organizaciones, si no en un proyecto en una visión de la política por muy difusa que sea. El trabajo de los revolucionarios es por que, algún día, quienes se consideran de izquierdas sean también revolucionarios. En este sentido "la izquierda política" siempre será algo provisional, que además se construirá haciendo oposición a la derecha y a posiciones autodenominadas de izquierda que supongan un obstáculo.

-Un proyecto netamente revolucionario no distingue entre pragmatismo e idealismo. Están los principios y su aplicación a la realidad concreta. De acuerdo que el eje principal son los objetivos, pero encarar una situación concreta con éxito es en sí mismo un objetivo. Los partidos y organizaciones que aspiren a superar este sistema decadente no pueden resolver que porque hoy, a día tal, no hay millones de manifestantes sino miles hay que cambiar los objetivos. No, en todo caso, habría que cambiar la estrategia: la forma de llegar a quienes se pretende convencer. Y tener paciencia, mucha paciencia. No claudicar diciendo que la patronal es más fuerte cuando se sabe que si los referentes hubieran sido otros, si el sindicato educara y no sólo prestara servicios o una cobertura que no sirve (la patronal da "ultimatums" y los sindicalistas se achantan con diferentes argumentos, no se explica entre los trabajadores implicados, no sale a la luz, no se denuncia). El rumbo podría ser muy otro. No aducir que ya pasó la oportunidad, sino aprovechar la próxima que tengamos para, de a poco, VENCER.

Si pragmatismo va a ser dejarse arrinconar por la oligarquía. A la mierda el pragmatismo. Si el idealismo va a consistir en hablar de altos principios sin mover un dedo... el idealismo se puede ir al mismo sitio que el pragmatismo.

Nuestra actividad está -o debiera estar basada- en el análisis, la discusión y toma de decisiones. La organización, movilización, concienciación, y lucha consecuentes. Tenemos un método, con él no hemos vencido todavía -en este país-, pero sin él nunca venceremos.

-La historiografía dominante ha popularizado que "dictaduras" fueron las de Primo de Rivera o Franco, las de Hitler o Mussollini, las de Pinochet o Videla, las de Stalin o, ahora, Fidel Castro. Para quien tiene una mínima formación marxista, o ha vivido en esos regímenes no tendrá mucha discusión que de la barbarie fascista a la vida incomparablemente más benigna de las sociedades socialistas hay un gran trecho. Unos despacharán simplemente con que a la dictadura del Capital (o de la burguesía) se opone la dictadura del proletariado. Otros empezarán a hacer comparaciones sin ton ni son entre unos líderes y otros. Parece ser que para determinados "opinadores" lo fundamental es que el líder está en la cúspide y hace y deshace a su antojo. Para nada defenderé a Hitler, pero incluso el fürher tenía que hacer concesiones a la burguesía de su país: por supuesto, no podía ser él propietario único de todas las fábricas y tierras. Eso no niega que tuviera suficiente capacidad de mando para hacer las cosas brutales que hizo. Viendo cómo analizan estos "opinadores" con sus fórmulas simples e impecables, su visión cristalina y conceptos tan rigurosos... a veces dudo que Stalin fuera tan terrible. Desde luego, escribiendo era a veces un poco simplón, no hizo alarde de una especial creatividad, la teoría marxista no despegó mientras él gobernaba, los juicios y gulags (en qué medida fueron justos o arbitrarios), la lucha por el poder en el PCUS que derivó en la expulsión de Trotsky (que fue menchevique hasta poco antes de la Revolución, todo hay que decirlo), el esfuerzo por mantener organizado y unido al Movimiento Comunista Internacional, la Guerra de Liberación contra el fascismo que lideró con éxito... pero si se habla de democracia, en concreto de democracia obrera hay que atender no sólo a que se pueda debatir y dirigir en la medida que se merece (en los sindicatos y en el PCUS), qué tipo de control tenía el trabajador sobre el proceso de producción y cómo así se elevó el nivel de vida a cuotas insospechadas, pero también qué libertades sexuales hubieron y dejaron de haber. Con respecto a Stalin se pueden arrojar sombras, pero también algunas luces, que permiten ver ese periodo como muy complejo, más allá de si el modelo democrático era perfecto o dejaba mucho que desear.

Todo esto conduce a hablar de dictadura y democracia, primero y más importante, de un modo clasista y, segundo, de algo que se tiene que superar o en lo que hay que profundizar.

sábado, 15 de febrero de 2014

NIÑOS Y BANDERA ROJA


1º Querría escrabir pero las putronas no mendejan dormir, choy nene paqueño y me muelo por exiltir de veldad en chenos y chanos de mamita nenita. Cual si fuela el hhepaggueti fugal del perraco macaco. Pol trambía mancuentlo con tavarich y fago panfletas de todas las tetas. Frugal como el viento hago manquerrir al mach (oh) desanimudo del paltío. Si tu corazón e ta ya po que to etaye. Coños y luciérnagas cuando mas amigos perden dusua feliçidá o verganidad yo manpotro del Empurdá, sitio más sagrao que templo de viscaino… ¡lo que le cuestaba al Cojote era liberrsé se Kublick. Man que sina era mu onita peros no despuntaba sino en el haba. Cando las ostias venen du norte has que esperar a la chupirritaina don viscosa. Xo no entiendiendo sólo de jugás con cogote ni cipote e encaramo do pinxo-verbal que buesos llaman lapsa. Glan, de marca de cosmetícos pan tragao en pastisolas, por ende calvaete a léstaqueta aixina damatinada una purtada y ossssties de rey mes llechu. Eeeeh tú ninito traveisu, sho sol malvadate o banete… Chan malvadete o bulote que nain perdío soa cachito de trosito da vía. Gossa gossa que mienfás sofrir ¡chola! ¡chola! ¡chorrrrraaaaaaaa! Fack beat childlen que temblé buesa en sirio mán que romano, almita, que tiemble pacher cogollados plantaita de ca risa. M´ antendío sua volada alma, d´una purtada tota la vida en puñito, de será bala será, puñito d´antre ojos. Cojotillo de la menada. Non celebro intifadas porque no haya hadas en mueltitos. Niños ¡Niiiiiiños! Volad cabecidas de caxirulo, monitos que vendéis lana d´estraperlo pa cuasa familia… chi ,chi, chi… volad de aideas, volad de mi que choy jodío y cabechita de lágrimas flojas, rosses, cal de mihanto, son tanta tinta tonta pa mandecir lo malo y chechir poco obueno

Nunca mais escriturar, cuando o fantasia se rebele téntica. Sho marrecuerdo cuando o patrullaba mar de costado Lorca, cain si na lo que nos perdimos, Abel. Chin guneado por mamita nenita, fau pussibla l´espaguetti perpatuo. Chin agua chin lú y chin navidá coluqueamos a paleticus polítucus, subespecie mediterránea do dicen cumençu dan sivilización que-en-ende fal pasal tuo lo que parlamos d´anjustia… Ossstia ya, quillo tas tas pasando con tus-tus….

Pa envencé la obsecasió du manta fa caminar tempu. Aquellos esmirriaetes que juanetes no faian justicia. Asss de luego wichout fuego-faia, non alcanzaremos las puertitas de la creasió. Nonecombiente palensar tanto y encabritarse duosea terra-tierra mmmmammaa que padrino nos a salío el del cogote. Pasiensia con l´adulterio que se va de rato… terreta, la teta de la castañeta das? Cultivo? Si foseu una mica indios o mes macu-mucus, senagafaríen les osties de los más caquete-empotraos du mundo oh fadu ¡du mundo!

Claquería clareir que sen diferente los chauchau-empotraus, man que pierdan allá allá por la cordillera…

2º Soy un truán un señor lalalalé vivo de explotar lalalalá que veréis como os jodeis lararará os vais a llevar dos buenas ostias proletarias lararará. Porque la Seat es nuestra y Evtushenco también lararará yo también lloro besando la bandera roja ¿lararara?
He aquí la trascendental pregunta del muchacho. Verdad que pasáis de él mis queridos niños
Todo por querer hacer llorar de rabia y que vuestros hijitos, los del futuro , claro está, puedan llorar al tiempo que levantan el puño

Si no fuera por este escalofrío…

Bandera roja, aun cuando no te tenga, aun cuando lleves estrella o seas mitad negra, aun cuando el italiano no te cante. Yo te lloro pensando en no llorarte así, yo golpeo el puño en la mesa sin tanto nudillo –por suerte no tengo que dar ninguna orden, no tengo que dar directrices-, yo golpeo el puño en la mesa cuando trato de pensar en no golpear a una persona… pero nada de esto funciona si se piensa, demasiado, demasiado pensarte bandera roja. Que tuyo sea el obrero y del obrero tu color, mitad negro, con estrella o sin ella, con hoz y martillo o sin ninguna de los dos –ya saben- que seamos todo uno y la sangre no empañe tu color y la sangre acompañe, para que no se derrame más sangre. Que no tenga que dar órdenes que no partan de ti, que no tenga que obedecer órdenes que no partan de mí. Tú me disciplinas, bandera roja. Hoy como mañana te recordaremos triste y felizmente más coreana. Te recordaremos cuando no haga falta empuñarla en la pelea. Te recordaremos: coreana, única: feliz.

Al pueblo coreano –del Norte y del Sur- en la muerte de un líder: Kim Jong-Il

jueves, 17 de octubre de 2013

AÑO DE JUBILEO

Incapaz de ser totalmente incapaz
incapaz de ser útil a la utilidad de las cosas-personas
se entiende que al nacer las cosas son personas
que aman cosas que son sentidas por personas
y uno piensa a veces a través de los demás
y se siente feliz y al mismo tiempo amargo
canta un puñetero rap para ganarse a las masas
que le piden que sea más férreo más dulce más compañeroso
le piden a uno si ve que destaca que sea mediocre o sea líder
y la libertad es una canción que no está hecha
salvo en el llanto de ser querido generosamente a través de ti:
tú, yo, la vida que ocurre siniestramente holgadamente:
él, vosotros ¡yo también!… ¿hacia dónde avanzamos?, se pregunta la gente
¿y cómo adjetivamos-calificamos a la gente?
¿la gente no es de muchas formas?
¿no habla uno consigo mismo con angustia necesidad brío deseo?
¿no habla uno con el otro con unas mismas razones?
¿entonces el parto entonces el tacto entonces la vida entonces la conciencia
entonces los gestos entonces qué ocurre?
¿y preguntáis por una situación que no está del todo descrita aquí?
Pues eso, la leche que sois con una sonrisa de espabile
la leche que sois de vivir época difícil e incompleta
la leche que sois por supuesto de madre ¡de madre!



Porque deseo un futuro para vosotros escribo sino de qué?
un futuro para mí no tengo pero deseo
el futuro nunca estará escrito
siempre habrán sorpresas siempre gente por amar
empresas que ejecutar cosas por conocer
¿y si esto es al mismo tiempo una tierna madalena: NO
que cae en una leche extrema? SÍ
osea que quiero ver una sonrisa enroscada en tu vientre

No más. Para qué
para que se dude de ti-de mí
¿de qué futuro si yo nunca he sido nihilista?
Futuro hay.
¿y lo contrario a eso tampoco lo desearía?
"no chico", me digo, pero es tan sólo mi momento
y con todo estar bien, los términos medios a veces me aburren.
(Es mi opinión, puede cambiar: cambiará).



Los árboles me gritan una vida que no tuve y yo clamo a un cielo sin dios
un verso más corto: como dios que es los hombres.
Qué cominos me importa el surrealismo y cuántas ganas de ver a Paul Eluard.
Pero al mismo tiempo: ¿yo le he pedido opinión a…?
Puedo cambiar de opinión pero no de parecer.
Siempre me pareceré a mi mismo aunque sea muy serio.
Osea: río, catarata, clemencia ¡camarada!
El nuevo papa se escurre de la montaña y yo voy a Chile: es tan sólo un decir.



Veo mares naufragando en senos de mujeres quizás no toqué
los chavales me piden atención y traiciono su verso
porque me piden más inteligencia… ¡para ellos!
Qué hermosa amargura… ¡es cierto!
Ya utilicé la ironía y ese mamut no me dice nada ¡porque no quiere!
pero sonrío y de nuevo hay picaresca en Extremadura.
Esto en Nueva York sería noticia de primer orden... ¡pues dale!



Para qué cantar raps a las masas si las masas no comprenden energía
inconsciente sublimada marxista leninista
para qué decir chorradas si nadie eleva sonrisa con guarradas amargas
pues oye, me tomo el pincho y me voy al parlamento
a decirles eso a los burguesoides más “contentos” lo que les quiero decir
que es lo mismo que decir obrero con conciencia=rebelión
Partido Comunista organizado= “no future” en plan muuuuuy irónico



(Pues muy fácil rectificar sobre la marcha sobre mi propio baile chotesco:
si nada de esto tiene importancia... ¿¡menuda esquizofrenia!?



Para qué escribir que los flamencos saludan ojos verdes cuando la chica que quiero no acepta
lentilla ni gesto,
para qué escribir flamencos verdes anocheciendo en cuentos azules si la chica que quiero nunca ha besado a Verlaine
¡ah! ¿yo lo hice? ¿yo no fui en parte un puñetero franchute enganchado a la Comuna cerca de parir centauro Roma hastío Gautier, trovadores Cantares de los cacos entonces qué mierdas me cuentas lápiz?


Como salga me dice mi voz harta de escribirse
y entonces palabras salen lentas a centellear de carroña
la abuitreada luz de esa manada que es desecho de nada
la madre que parió a la luz se pregunta por qué he hecho este poema
y todo el mundo lo comprende menos Sigmund Freud.
Pero tan sólo porque no estaba atento.



Es difícil entenderse con uno mismo a menos que hayas leído a Kant
y un capítulo muy específico del Zaratustra de Nietzsche.
La noche es obscena.



La noche tirita. Normal: no lleva pantalones
La noche tirita. Normal: es lejana.
La noche tirita. Normal: no tiene madre.
La noche tirita. Normal: no tiene ciencia.



El día es azul como el real octogenario blues orgónico de Allen Ginsberg.
Qué importante me parece la luna y la ironía milenaria de Whitman.
Todo lo demás blanco de América me parece un gran cagallón.

Rectifico: las florecillas son verdes.



Como pica el Lorenzo que se dice en Extremadura.
Extremadura es tierra de gente humilde a la que le pica el Lorenzo
allí, nunca da el sol. Es curioso comprobar cómo muchos científicos afines a la noche
no pueden impedir las condiciones tan “lorencianas” de Extremadura.
Es por eso que me fui a Chile.



Yo me hice tan crítico por algo:
porque odiaba la noche solitaria del lobo y la absurdidad
del mar en calma.
O algo semejante que podría ser lo contrario: contigo.



Esa flor que florece que dice  la quiero yo para siempre
aunque el verso “parezca” narcisista.



Que te follen, le decía “el amigo” al “amigo”.
Verdaderamente, qué historia de amor.



Si no tuviera amargura en el cuerpo no sería tan confuso.
Pero lo digo claro: cómete tu propia amargura de Pequeño Hombrecito.


Voy a volverme feliz le dijo la ostra a la almeja y la almeja simplemente
se divorció de ella. Este es uno de los chistes malos más buenos que he hecho en mi vida.


El Partido Comunista de Marte, reunido en comisión plenaria
decidió quitar de su símbolo las antenas. Todo el mundo aplaudió en Venus.
Pues normal, allí más que antenas lo que necesitaban era otra cosa…

(explicado a los lerdos: pues oye, después de Venus no va Saturno?)
(explicado pero bien: pues oye yo personalmente abandono el sistema solar)

(para que todos pilléis la amargura –unos bien otros mal- yo si me fui, pero muy lejos…)



Nos condenaron a veinte años de informativos…
ahora viene el poeta a desquitarse: abróchense las braguetas y canten el cara al sol
no vaya a ser la cosa vaya en serio.



La cosa se puso seria en Marte: el poeta se levantó la bragueta y vio que el sol quemaba.



Creo que ahora sí me voy a Chile.



Oye pero tú no eres tan de Extremadura.


Pues ten cuidado que la venganza será dura (y todo el mundo aplaudió al poeta al subirse la bragueta)


Retomando por donde habíamos dejado la seriedad,
es decir por las personas que sufren y están hartas de humor barato

Y, en el fondo, hacerles caso a ese tipo de poetas lunáticos hambrientos comemierda…