viernes, 16 de noviembre de 2012

NIÑOS HUÉRFANOS DE CÓRDOBA

Bajo el crepúsculo de los adioses
los niños se reúnen
y en hogueras claman
y también se aburren
de sus muertos y las estatuas
que brillan en una noche
donde la luna
calló a derramar
agua bendita
sobre sus cabezas,
y escupen lágrimas
cuando a lo lejos se ve el humo

de cadáveres

que no pudieron despedirse.
En revolución de bailes
cantan hogueras que aman niños
licores fuertes se vuelcan
y comen

cordero,
peces dan de alimento a la tierra:
gusanos que una vez fueron hombres.

Si esto es un humano
un demasiado o...
se le ha visto volar en desbandada

tras palabras dichosas,
que no oyeron ni la noche
ni esa ceniza que ahora cae
sobre Córdoba,
(lugar del silabario
centro sagrado también del niño,
donde callan las palomas
las fuentes reberberan
y lo que no se dijo
se graba en las paredes
derruidas de los templos).

Cuando la noche caiga cansada
sobre los ojos de los rondadores
las putas y los mendigos
un heroe habrá nacido a la espada
gastada, con brillo todavía
en que se vio el fin
(ensangrentando versículos
de las guerras santas de los hombres
-si es que esto...-).

En este Mediodía,
magnífico de escarcha y violetas
niños saludan la temprana hogaza
que les ofrece su señor
y desde lo alto de su mirada
semejándose Dios
les niega la edad, oscura o clara
de sus ojos.

En sus mejillas números
en sus dientes "por fin" malsanos:
pan.
Y en su pelo, la caricia de una madre que perdieron

sí, peregrinación sin casta
sí, viaje que dejamos a la eternidad
     ritual del que aprendió a no acostumbrarse
sí: en todo esto late una nueva palabra:
libertad
y al conocerla, ríe y cae de sus narices cosas así como lágrimas
lloran felices y de sus ojos cae así pan, bosques para perderse...

"Adiós crepúsculo de multitudes", dice el calé.
Y los niños de Córdoba, iluminando con farolas
pierden la vergüenza en silencio.
Y hay un padre que les protege de ese puñal
que la noche tienta y amenaza
y los deja ir cuando, por calles seguras
ese cristo del madero trae una estrella
esperanzadora y firme.

La noche tiene dos soles que en la fuente derraman lirios
¡y su luz es justa!...

¡ciudades, detenéos!
ante los niños verdaderos.

Largas escalinatas les llevan hasta su adoración
de alfombras
y montes elevados ¿en su imaginación?.
Si algún final se acerca ellos lo reúllen
y en estampida irónicos y lascivos
pasan por encima de jeques y madames...
entonces llegan los comerciantes
mulos, burros y camellos
hileras de aljahuares
en idílico paisaje ¡simiesco!

¡Protegéos! que quieren comprar a vuestras madres
y desnudaos
pues vuestra ropa que antaño fue pobre
ahora reluce y llama a dinero.
Os agazapáis escondidos...
¡barcos de carretera que vuelven vacíos!
y en la fundición
resuena el piqueteo de las imágenes de Velázquez

¡No crezcáis! Pues aún hay lugar para vuestro imperio,
que por la inercia se hundirá en la anarquía o la hermandad...

sábado, 10 de noviembre de 2012

DONDE NINGÚN NIÑO PUDO...

(es) la natural mística sangre viajando hasta el final
-magnificas trompetas suenan-
es la mística espontanea sangre
que corre hasta el final
                                     de tus ojos,
                                                        y suena
sangre que suena y se escarcha
que baja desde las nubes como barro
mística sangre de Asia, África olvidadas.
Sangre olvidada que se escarcha
                                                     en tus ojos
y me pregunta

padre, hemos llegado?

Y en el cielo las nubes se separan
formando un círculo para la guerrilla
y entonces son mis ojos, hijo: sangre.
Y todo el amor del mundo no puede.

Padre, por qué tanto padecen los hombres
hasta el final de sus días?
Y manos son arena resbalando por tus ojos.

Y tus ojos, sangre que amamanté.

Papá, por qué ideas fuertes no sirven
van como arena escurriéndose y...?

Arcilla.

Arcilla, que no hay dios pero el cielo se abre
y mamá ojos tristes llora

madre
tu hijo
la tierra

las colmenas, el seco suelo
y la selva.

A-mares de guerrilla también cuando los poetas se reúnen.
Y cantan,
                revoluciones triunfantes y derrotadas.
Y el campesino aquel que tú preguntabas cómo...
pues también llora.

yo no sé si alma o cadáver
o sueño intacto de acariciarte el pelo.
La guerrilla te llora.

Entonces, papá, por qué no correr todos
juntar pedacitos de comida
de afecto
de recuerdos que bailen en el fuego alegremente?
-las trompetas chirrian:
enronquecen barro de sangre que tu mi niño ser.

 Que tú mi niño no ser
¿No ser más que barro o sangre?
Ah: sí: tú lluvia fresca
que tocando el mundo: arcilla
también prometías un Dios para los hombres.
Sí: tú ser niño también.

Mística sangre fluyendo hasta el final

Entonces, mi niño de guerrilla
tú estar muerto no vivir
siquiera en palabritas de pensamientos venir?
(yo: tacatac)

tú sólo ser sangre: cuerpo derrotado:
bala perdida sobre el universo?

tú pretender decirme a mí que cárcel de melancolía
no ser buena?
(yo demasiado tacatac)

no me dejes solitario con tu recuerdo noche-selva
ven, ven conmigo...

la arena viene y el viento la arrastra
no quiero ser enamorado polvo que somos
volveré?

La tierra se agrieta
mis ojos sangre de tu madre
arena lloran de un cielo abierto.

La tierra es fuego donde los poetas se reúnen.
Ven.

Ven conmigo a tralararles su mezquindad
guíame: estrecho sendero que llega a tus ojos
con manitas despiertas acójeme
en mi miope amor, corazón de espuma sangrante,
                                                                               corazoncito
que en noche ésta empuñas fusil con cabeza.

Parlanchín que bebes agua
del cuenco amable de la selva
te enamorarás otra vez?
prudentemente?
serás salvaje en el descanso?

humildemente tararean en los senderos
canciones de cuna o revolución: tus ojos

guíame entonces a tus visiones
donde la arcilla es blanca como la nube
en los ojos de un camarada.

descanso? Para ti
oir la selva
el aguacero
la gota última en el viaje eterno hasta Dios?
-mi ideal derrumbado-
suena o no suena
con voz humana en cada uno
-mi ideal derrumbado en el eterno viaje hasta ti?-

¡Trompetas! ¡sonad magníficas!
pues incluso Eros, la fuerza del amor griego
resuena en cada hoja de la selva
donde a veces se oye un disparo...

martes, 6 de noviembre de 2012

FÁBRICA DE PESADILLAS

Vosotros chicos de Hollywood
que jugáis con los sentimientos humanos
por qué no cogéis vuestras películas
vuestros efectos especiales
y vuestras "pretendidas producciones de espíritu navideño";
vuestros chistes malos
vuestras burlas hipócritas a las ideas revolucionarias
(y a aquellas que podrían hacer que "vuestra sociedad" los Estados Unidos de América fueran también "my land", "your land", etc.)

por qué no cogéis todas vuestras alfombras almacenes directores
toda vuestra maquinaria
y os la metéis por vuestro estupendo culo?

O rodáis una película con este argumento:
todas vuestras ideas semejantes a sortijas
semejantes a nada que haga realmente libres a los hombres
semejantes a algo que les alivie su angustia que les haga más dignos...
semejantes a nada
y las introducís por vuestro
espiado
amenazado
empobrecido
aterrorizado
conflictivo
infeliz
culo
("¿Dónde estás Bertol Brech?")

ANOCHECE...

No escribo por creerme importante
ni por estar acomplejado

no escribo para conquistar a una mujer
ni para decirle adiós

no escribo para luchar contra las injusticias
ni para renegar del mundo

no escribo para describir tal rasgo de la naturaleza
ni sobre las bestiales urbes modernas

no escribo para decirles a mis amigos cuanto les aprecio
ni para criticar a todos los que me han hecho la vida imposible

escribo porque no sé hacer otra cosa
al menos en este preciso momento
de luz borrosa y oscuridad creciente

(en lo que "no escribo" ahora
se hayó el pasado y se hayará el futuro quizás
 de lo que escriba:...
anochece y es un mismo péndulo el día y la noche
y, el movimiento imperceptible del mundo
y el movimiento irregular de los folios escritos
te preguntarán sobre los cambios que han de llegar...)

LUCIÉRNAGAS

Dicen que en Auchswitz-Birkenau ríe una luciérnaga
cuando las almas de los judíos
se reúnen y cuentan y cantan
historias ficticias del guetto de Varsovia.

Dicen que la luciérnaga no entiende
cuando llora la emoción de las almas gitanas
que se reúnen.

Y junto al fuego de Córdoba
judíos y gitanos se dan la mano.
Y hay comunistas y libertarios.

Y esa luciérnaga que persigue almas
porque está cansada de los vivos
baila a su alrededor utopías sin fascismo.

Dicen que se la puede ver
por cada vez que un nazi
realmente se arrepiente.

Y así los vivos pueden ver
que las utopías siguen en pie.

(dicen que se constituyó un ejército de luciérnagas...
y que a veces es fantástico verlas iluminar todas juntas
puesto que también celebran la lucha heróica
del proletariado, en Alaska y en Melbourne
en Tierra del Fuego y en Vladivostok...)

lunes, 5 de noviembre de 2012

ASÍ PARA QUE BESES


en mi glande un corazón rosado
que eleva plegarias de pagano amor
y desengaño
más abajo la música que te eleva
cuando con la lluvia más pesada
de mi blanquecino amor
y desengaño
te muestra la dulzura y la confirmación
de esta estrella danzarina
que pongo en ti mientras parpadeo
y me arrastras entonces dos frutas
a tu cuerpo entero de árbol
donde una serpiente aguarda delación
y serpenteando por tus senos
sin que yo pueda verla te amenaza
con la tortura de su veneno.
Miro entonces a ese cielo
donde flotamos tranquilos
y no sé decir si es un sueño
algo que ocurrió, tu destino o tu metáfora.

Así para que beses la frente del mundo.